martes, 11 de marzo de 2014

Vivir es facil con los ojos cerrados



Vivir es fácil con los ojos cerrados es la gran ganadora de los premios Goyas 2014, llevándose el galardón en los premios mas importantes, como mejor película, mejor director , mejor actriz revelación y mejor actor principal. Con todas estas señas me dispuse a ver este film, dirigido y escrito por David Trueba y fantásticamente interpretado por Javier Camara y sus entrañables secundarios, Natalia de Molina y Francesc Colomer, que ya no es el niño que conocimos en Pa Negre.
Vivir es facil nos presenta a Antonio, un entrañable profesor de Ingles en la España de los 60, que decide realizar un largo viaje desde Albacete a Almeria para poder conocer a su ídolo,John Lennon y realizarle una sorprendente propuesta. Corría el año 1966 y el Beatles que esta en plena crisis existencial, decide ponerse a las ordenes de el director Richard Lester y rodar una película antibelicista : Como gane la Guerra.
Pero en este viaje no se encontrara solo, se unirán a el en esta road movie dos adolescentes, los dos perdidos por distintos motivos, alejados y en contra de sus respectivos padres por la incapacidad de unos adultos de entender y adaptarse a unos cambios sociales que irrumpía en la sociedad acartonada de el régimen. Y en ese viaje en busca de Oz , aqui convertido en estrella de el rock , se encuentran y se juntan tres vidas paralelas con un único objetivo, ser libres para actuar según sus deseos. No es un camino de baldosas amarillas, si no el paisaje árido y polvoriento de Almeria lo que les lleva hasta Lennon. Un marco incomparable de miles de wester, con sabor a Spaguetti.
Con el color sepia de aquellas fotos que nos llenan de nostalgia, el film es exactamente esto, nostalgia por un tiempo en que la inocencia y los sueños te llevaban a vivir cosas maravillosas. La ilusión de tener una hoja en blanco y poder escribir en ella una parte de la historia. La emoción de los cambios, cambios vertiginosos que impulsaban el mundo, esperanza y fuerza para luchar por la libertad que a pequeños pasos se abría camino. Cambios como dejarse el pelo largo cuando eras un joven de 16 años, o decidir que el hecho de ser madre no era ninguna deshonra y que te enfrentarías al mundo, sin esconderte, con coraje y valentía. eran tiempos dificiles , pero también tiempos mágicos, donde el poder de una canción te dotaba de alas, y te mostraba el mundo que anhelabas vivir, con los ojos bien abiertos, para no perderte nada.
Trueba nos transporta de una forma dulce y amable a esos tiempos, tiempos nostálgicos,melancolicos, con una fotografía cálida y acogedora, con la paleta de amarillos y verdes que destacan por encima de todo, en la ropa de Antonio y Belen, el verde de la esperanza. Pero tal vez la película termina por ser demasiado amable y previsible, sin ningún giro inesperado, con momentos que rozan lo ingenuo y es aquí donde encuentro que le falta, tal vez, algún contrapunto amargo y se queda a medias. Es cierto que el film quiere y consigue transmitir buen rollo, de ahí el personaje de Antonio, autentico bombón relleno de praline, que convierte en amor todo lo que toca, representante viviente de la cancion mitica de Lennon,  Imagine, pero tal vez tanto dulzor empalage un poco.
A destacar por supuesto el grandisimo Javier Camara, que gran actor, que merecidisimo Goya, fantástico como ya apunte antes, y a modo de apunte, a servidora le ha congratulado mucho poder a ver a Ariadna Gil, aunque sea solo unos minutos, escaso papel de madre comprensiva y preocupada, ya que ultimamente es casi imposible verla en ninguna interpretación , cosa que no puedo entender, teniendo en cuenta el  talento que tiene esta actriz.



Vivir es facil con los ojos cerrados es en definita , una pelicula entrañable que destila positividad y eso , con los tiempos que corren, la verdad es de agradecer. Tal vez no sea una gran pelicula, pero es un trabajo hecho con mimo y dulzura y eso se nota, y a pesar de sus carencias narrativas y la falta de sorpresa o accion, es un soplo de aire fresco en un momento social y cinefilo demasiado cargado de dramatismo. Y para finalizar de la mejor manera os dejo el tema de Lennon que inspiro el titulo de esta pelicula y que marca el final de este viaje hacia el pasado, Stawberry Fields Forever.