jueves, 3 de abril de 2014

El Gran Hotel Budapest








En el ultimo festival de Berlin el Jurado le otorgo el Gran Premio a esta Película dirigida por Wes Anderson , protagonizada por Ralph Fiennes y Tony Revolori y con un reparto de quitarse el sombrero, entre los que se encuentran Saoirse Ronan ,Edward Norton, Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Jude Law, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Harvey Keitel, y podria seguir enumerando un largo etc. Y con esto y poco mas me dispuse a ver el Miércoles de la Fiesta de el Cine este film , sin saber muy bien que iba a visionar, dándome alguna pista el sello inconfundible de este director tan especial. , que si he de ser sincera , no me había cautivado en exceso, de hecho no le había encontrado el gusto, exceptuando en Los Tenenbaums. Una familia de genios.
Y así me encontre con esta historia delirante , absurda ( en todo el buen sentido de la palabra) y genial narrada por Zero Moustafa, el rico propietario de el Gran Hotel Budapest. Y es un escritor de prestigio , encarnado por Jude Law, quien tiene la suerte de escuchar como el señor Moustafa llego a heredar este histórico hotel, ahora en los años 80 en declive, pero que lucio a principios de siglo el magnifico resplandor de el glamour y la ostentad. Y así , nos remontamos a los años 30 , cuando nuestro narrador era aun adolescente y entra a trabajar de botones en el Gran Hotel, a las ordenes de Gustave H (Ralph Fiennes ) , conserje exquisito en sus formas, recto y exigente en su trabajo, amante de mujeres que hace años perdieron la juventud, pero que el tiempo las dota de infinitas riquezas. Y es una de estas damas, la que previsiblemente se acuerda de su amado conserje en las vísperas de su muerte, y le deja en herencia un cuadro de infinito valor , que por supuesto sus hijos no están dispuestos a perder. Y esto desata una serie de catastróficas desdichas que llevaran a nuestro protagonista a embarcarse en un sinfín de despropósitos y aventuras a cual mas disparatada.

Genial, absolutamente genial, no tengo mejor calificativo para esta película, este cuento moderno que nos llena de una absoluta simpatía hacia unos personajes , a cada cual mas rocambolesco. Porque el film es un juego de titeres, es un circo ambulante, es una película ágil y dinámica hasta el final, es un divertimento que te produce la misma sensación que montarte en un tiovivo o subir a la noria. Es mantener la sonrisa durante los 90 minutos de metraje, como cuando de niño veías tus dibujos favoritos. Porque tiene mucho de dibujo animado, de el Coyote y el Correcaminos, de Sherlock Holmes o de incluso el Captain Gadget. Situaciones delirantes que te hacen reír a carcajadas, como lo hacían aquellas películas de los 80 , por mencionar algunas Aterriza como puedas o Top Secret me vienen a la memoria.

Pero no nos confundamos , El Gran Hotel no es como otras películas, es única y original , no solo por su estética maravillosa llena de colores y paisajes nunca antes vistos desde este prisma que nos presenta Anderson, si no porque es mil películas en una. No es solo una comedia, con un humor inteligente, absurdo e incluso negro, todo a la vez, es también un homenaje a las películas de espías, es una novela detectivesca en un marco bélico , con fugas carcelarias ( por favor que momento), y todo ello tratado con absoluta precisión y enmarcado en un perfecto compás, donde nada sobra ni nada falta. Multitud de detalles calculados al milímetro, que hacen necesario el visionado mas de una vez, aunque a mi desde luego no me pesara. Donde cada uno tiene su papel, deseoso de interpretar, de participar en esta fiesta visual, con absoluta entrega se enfundan su disfraz y solo te queda esperar la aparición de el siguiente camaleón y disfrutar .Fantástica la pareja protagonista, con un Ralph Fiennes desatado y encantado en su faceta cómica y un joven descubierto Tony Revolori , al que le sobran las palabras, solo ha de mirar a cámara con ese gesto de inocente y perplejo compañero de fatigas para asegurar la comedia.

Se que debe tener errores, seguro que muchos los encontraran, pero yo no puedo si no decir que estoy encantada de haber disfrutado tanto con Gran Hotel, que si el cine es la mezcla perfecta de calidad y entretenimiento , esta es una gran película. Por mi parte voy a darle otra oportunidad a Wes Anderson y voy a ver todas aquellas películas que aun no he visto de el, aunque estoy segura de que superar esta va a ser muy complicado.